¿Crees saberlo todo sobre educación virtual? ¡Aquí te damos cuatro datos muy curiosos al respecto!

 

Haber tenido el placer de vivir de cerca la transformación digital en la educación virtual es una experiencia incomparable, sobre todo cuando sabes que le has sabido sacar el provecho y la has disfrutado al máximo. Sin embargo, en ocasiones, por estar mirando al frente pasamos por alto lo que sucede a los lados o incluso detrás; por suerte, nos hemos puesto en la tarea de averiguar todo lo que no conocías sobre la educación virtual y contártelo aquí.

Gran parte de los estudiantes a quienes denominamos hoy en día como la “generación millenial” han crecido con al menos un aparato electrónico de última generación en sus hogares y escuelas. En muchos casos, algunos de ellos incluso  conocieron los clásicos computadores de cola ancha y/o los enormes teléfonos celulares con antena que no cabían en ningún bolsillo.

Pero, a pesar de que los “millenials” han vivido de cerca toda esta transformación en la educación virtual, hay mucha información detrás que se les ha escapado de vista. Y claro, al fin y al cabo no es culpa de ellos, pues la cantidad de descubrimientos que se han dado en tan poco tiempo no les ha permitido llegar a conocerlo todo.

Es momento de descubrir unos cuantos datos curiosos que se han quedado un tanto escondidos en medio de tanta innovación. Son mucho más que números, y nos ayudarán a entender aún más lo que ocurre a nuestro al rededor.

En 2019, Colombia fue el segundo país con mayor avance en educación virtual en Latinoamérica

Las plataformas de educación virtual, entrenamiento y aprendizaje conocidos como “e-learning” tuvieron un desarrollo del 18,6 % durante el 2019 en Colombia, de acuerdo con un estudio del Online Business School. Lo anterior apunta a que incluso antes de la pandemia, los colombianos ya veníamos explorando nuevas oportunidades en la academia a través de la formación virtual.

Esta tendencia también se vió reflejada en las instituciones de educación superior que ofrecían cursos libres virtuales. Sin embargo, es importante destacar que además de los contenidos, los estudiantes también nos comenzamos a preocupar por llevar a otro nivel nuestras experiencias en la educación virtual. Por lo tanto, las inversiones no solo se centraron únicamente en los diplomados, sino en toda la indumentaria necesaria que permitiera vivir una verdadera inmersión virtual.

Sobre todo en los ambientes laborales, debido a que la mayoría de los trabajadores comenzaron a encontrar en las plataformas de educación virtual una alternativa para fortalecer y desarrollar sus habilidades. Si quieres descubrir y profundizar más en una excelente opción para las organizaciones que buscan un crecimiento en el nivel de sus colaboradores, haz clic aquí.

Los dominios .edu.co crecieron en un 155 % durante la pandemia

El dato anterior nos ayudó a comprender un poco cómo fue posible que durante el 2020 el registro de dominios .edu.co tuviera un crecimiento de más del 100 %. Sin embargo, además del interés por el desarrollo tecnológico, durante la pandemia muchas instituciones de educación se vieron obligadas a dar el gran paso hacia la virtualidad, encontrando en la educación virtual una excelente opción para cumplir sus visiones y misiones empresariales.

Hay que recordar que este tipo de dominios son otorgados exclusivamente a instituciones del sector educativo colombiano reconocidas por el Ministerio de Educación Nacional, por lo que no se trata de empresas nuevas o en busca de exploración en el campo educativo, sino todo lo contrario, son instituciones avaladas que optaron por lanzarse a la virtualidad.

 

¿Sabías que las clases en línea, a distancia y virtuales no son lo mismo?

Contrario a todo lo que hemos jurado conocer sobre la educación virtual, hay veces que hasta en la terminología nos llegamos a equivocar. Para que no te pase, aquí te mencionamos las diferencias entre estos tres tipos de clases con las que te puedes topar en la virtualidad.

De acuerdo con la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), por más cercanos que parezcan estos tres terminos en la educación, siempre conservarán unas pequeñas variaciones que son importante rescatar.

  • Clases en línea: Emplea una plataforma que permite realizar videollamadas grupales, por lo que es necesaria una conexión a internet. Así mismo, es una modalidad sincrónica, lo que significa que el profesor y los alumnos coinciden en el horario; en consecuencia, se caracterizan por ser clases clases en vivo, donde las dudas y la retroalimentación se hacen en tiempo real.
  • Clases a distancia: En este caso no es indispensable una conexión a internet para tus clases, ya que los estudiantes deciden el momento y lugar para estudiar. Contrario a las demás modalidades, los materiales de apoyo aquí pueden ser libros y cuadernillos o multimedia en CD o USB, lo cual se remitirá al estudiante de forma presencial o por correo electrónico. Otro aspecto a destacar es que se trata de una modalidad asincrónica.
  • Clases virtuales: Para este tipo de clases también es necesaria una conexión a internet, debido a que los estudiantes y el profesor comparten diversos materiales de consulta mediante una plataforma. Así mismo, estos entornos virtuales les permiten tanto a alumnos como a docentes subir o descargar materiales de trabajo. También se destaca por ser una modalidad asincrónica.

La realidad virtual es la tecnología con mayor desarrollo en Colombia 

Después de los computadores de cola larga y los enormes celulares, el desarrollo tecnológico nos permitió sumergirnos al interior de todos los mundos virtuales que siempre habiamos conocido a través de pantallas oscuras. La realidad virtual se convirtió en la mejor manera de explorar lugares en los que jamás imaginamos estar, pues las gráficas dieron vida a personajes y espacios ficticios.

Y ni hablar de su presencia en la educación virtual, ya que para este ámbito representó un sin fin de oportunidades tanto en investigación como en su aplicación. Pero antes de continuar, es importante definir este término, sobre todo para las personas que aún no han tenido la experiencia de conocer de cerca esta tecnología.

 

De acuerdo con la SIC, “la realidad virtual la definimos como la simulación de un entorno virtual con el cual podemos interactuar. El objetivo principal de esta tecnología es que el usuario se sienta inmerso en una realidad generada por computadora. Esta realidad simulada hace uso de los sentidos del usuario y brinda una sensación de realismo. Los principales componentes tecnológicos son las clases virtuales, gafas de realidad virtual, y módulos de entrenamiento”. 

Gracias a un estudio desarrollado por esta misma entidad, entre 2014 y 2019 hubo una evolución bastante significativa en cuanto a los desarrollos en realidad virtual en comparación con otros componentes tecnológicos como lo son: las plataformas de aprendizaje y el aprendizaje móvil. Al menos 384 desarrollos tecnológicos con este objetivo de realidad virtual tuvieron lugar en este periodo de tiempo.